El deseo de tener un negocio propio según el informe de Global Entrepreneurship Monitor lo tienen más de la mitad de los ecuatorianos, pero uno de los mayores miedos al hacer un emprendimiento es el fracaso, es por eso que existen alternativas de negocio como las franquicias que permiten tener la certeza de la rentabilidad del negocio.

Las franquicias son marcas o empresas ya desarrolladas que acumulan estudios de mercado, mejores prácticas y modelos de negocio probados que garantizan el éxito y te quitan preocupaciones a las que alguien que inicia un emprendimiento desde las bases se somete.

Al comprar franquicias en Ecuador, estas comprando el derecho de implementar el modelo de negocio de marcas reconocidas y el soporte o asesoría que te guían durante todo el proceso.

Beneficios de emprender con franquicias en Ecuador

1. Reducción de riesgos

Al invertir en una franquicia, estas adquiriendo los derechos de utilizar un negocio ya probado y con una marca ya consolidada, esto reduce los riesgos de perder la inversión debido a que hay cierta garantía de que el negocio tiene los clientes suficientes para mantener una rentabilidad.

2. Capacitación y asistencia

Los franquiciantes otorgan capacitación y asistencia continua a los franquiciados, compartiendo así manuales y documentación describiendo los procesos de la marca y métricas de negocio que te permiten mantener al personal formado y tener a la mano mejoras de procedimientos y ayuda directa del franquiciante.

3. Estrategias de marketing

Las franquicias cuentan con equipos dedicados al marketing de la marca, por lo que todas las estrategias de marketing del negocio son otorgadas por el franquiciante, por ello cobra un porcentaje de las ganancias del franquiciado dedicadas exclusivamente a la publicidad y material de la marca.

4. Ayuda a la financiación.

La búsqueda de fondos para montar un negocio es hoy día uno de los principales problemas a los que se enfrenta un emprendedor. En algunas ocasiones, la propia franquicia aporta asistencia financiera e información sobre posibles créditos.

5. El uso de aplicaciones informáticas específicas para ese negocio.

El uso de software informático creado y optimizado para la franquicia permite tener siempre la última versión de los programas con un servicio técnico continuo y personalizado.

6. Prestigio de marca.

El franquiciado entra a formar parte de un negocio con una marca conocida y una imagen que el consumidor identifica con un producto o un servicio, generalmente de éxito. De esta manera se garantiza el prestigio de la marca que proporciona aceptación y reconocimiento. A través de su estrategia conjunta de marketing y publicidad, la franquicia dá derecho a sus franquiciados para usar la marca y les orienta sobre la mejor forma de utilizarla.

7. Acceso a economías de escala.

La economía de escala es una situación en la que una empresa reduce sus gastos de producción al expandirse. Se trata de una circunstancia en la que cuanto más se produce, el coste que tiene la empresa por fabricar un producto es menor. Con las economías de escala, se produce un mayor beneficio por cada unidad extra que producimos. Esta reducción del coste de fabricación unitario no se dá porque baje el precio de las materias primas, sino por aprovechar un material que tenemos ya comprado y en el que invertimos dinero en el pasado.

El franquiciador, a través de la selección de proveedores homologados para la cadena y la coexistencia de varios establecimientos que desarrollan una misma actividad, puede negociar unas condiciones de compra mucho más favorables.

8. Negocios ya probados

Es común ver la rentabilidad superior de una franquicia respecto a otra. Sin embargo, y de manera general, se trata de modelos de negocio que ya han sido probados en distintos escenarios, por lo que resulta muy determinante hacer una investigación a fondo sobre sus razones de éxito, pero también acerca de las amenazas o debilidades que existen en ese entorno inmediato para poder así, valorar si realmente vale la pena realizar la inversión por un  modelo que presente múltiples desafíos.

Las franquicias rentables y de baja inversión pueden ser las mejores alternativas para el emprendedor que se inicia en este negocio, destacándo algunas ideas de como lo son:

  • Alimentos y bebidas.
  • Bares de jugos y cafeterías.
  • Panaderías y reposterías.
  • Helados.
  • Servicios comerciales.
  • Servicios financieros.
  • Mensajería.

9. Comunicación

Las posibilidades de comunicación y de marketing son muy superiores a las que tendría el franquiciado actuando individualmente y con un coste muy inferior. La comunicación que se mantiene en la relación franquiciado-franquiciador es una garantía de integración en una red comercial claramente apreciada e identificada por el público.

Además de invertir como franquiciado, existen otras formas de obtener provecho en este modelo, como reconvertir a franquicia un negocio ya existente o ejercer como representante comercial de franquicias ya existentes.

Siempre el costo inicial al adquirir una franquicia puede resultar elevado, pero el tiempo te permite superar esta etapa de inversión que todo emprendedor debe llevar a cabo, para así comenzar a percibir las ganancias esperadas. Como emprendedor no debes perder de vista que la inversión inicial de la franquicia esta en el rango de 10-15% de la inversión total de instalar un negocio. Este cánon inicial se capitaliza con toda la experiencia, manuales, derecho de marca, etc. que recibiras. Por lo tanto, este monto es menor a los beneficios económicos que obtendrás habiendo optado por una franquicia. Un punto importante es que los índices de mortandad de las franquicias suele ser menor a la de los locales independientes.