Un buen líder debe tener la capacidad de influir en su equipo de trabajo de manera respetuosa y dictando los lineamientos sin ser repetitivo, en un ambiente agradable en el cual exista una comunicación efectiva, y que las estrategias a llevar a cabo hayan sido evaluadas y analizadas con el fin de ser exitosas en su aplicación, esto va de la mano con un equipo de trabajo motivado por la influencia que ejerce el lider para guiarlos en ese proceso de construcción y ejecución de tareas, estos aspectos resultan muy importantes para el desarrollo de forma eficaz y eficiente de las actividades, lo que conlleva a la captación de clientes potenciales que mantendrán el negocio en auge por su fidelidad ya que proyectan garantía y seguridad.

Un buen líder debe poseer características que le permitan desarrollar su rol sin contratiempos, y apoyado por su equipo de trabajo, quien ve en él a una persona que debe demostrar empatía, además de amplios conocimientos en el área a desarrollar actividades, para fortalecer con tales experiencias las herramientas que van a ayudar al desarrollo de todos de manera constante.

Claves que debe manejar buen líder

Realiza una autoevaluación

Es primordial que hagas esto ya que te permitirá conocer y manejar apropiadamente las fortalezas y debilidades que te caracterizan. Puedes hacer el ejercicio de llevar apuntes sobre las habilidades y características de tu temperamento, la forma en la que hablas, si tienes seguridad y confianza, si las personas con frecuencia entienden lo que quieres decir, entre otros. Así podrás saber las cosas que podrían necesitar mejoras y las que no.

Escucha con atención

Debes escuchar con atención, siempre con la eficacia al diferenciar entre escuchar y oir. Debes establecer el sentido de pertenencia con tu equipo de trabajo, asi podrás entender cada idea que sea expuesta, lo que conllevará al mejor entendimiento de la forma de accionar de cada uno ante cada circunstancia y procesos, entendiendo y conociendo a todos los integrantes del equipo.

Da el ejemplo

Es una clave esencial, ya que te permitirá ganar el respeto de tu equipo de trabajo, además de permitirte orientar para elevar la productividad, y el estándar para el cumplimiento de objetivos.

Disfruta lo que haces

Tener pasión por lo que haces, además de innovar con soluciones certeras en el proceso de corregir errores, atrae las energias positivas para encontrar soluciones de la mano con los beneficios para sacarles el máximo provecho, lo que te conllevará a que los clientes se den cuenta de tu pasión, contribuyendo así a obtener resultados deseados.

Transmite ideas claras

Con el fin de lograr los resultados deseados, es preciso dar cada instrucción de manera exacta, sin ambiguedades, asi te aseguras de que tu equipo de trabajo entienda que es lo que se quiere lograr. Una técnica infalible es repetir varias veces lo que quieres decir y preguntar al equipo si entendieron el mensaje transmitido, siempre con amabilidad caracteristica de un buen líder.

Confía en tu equipo de trabajo

Al momento de llevar a cabo las tareas asignadas, debes permitir que trabajen libremente, limitandote a observar de manera general los procedimientos que realizan para dirigir en el momento indicado la situación. Es importante señalas que una tarea se puede llevar a cabo de varias maneras, y sin embargo el resultado va a ser el mismo, por lo que debes dejar fluir al personal en su espacio de trabajo y aplicar los correctores necesarios solo si es para incrementar la eficacia y eficiencia.

Humildad

La humildad es una de las principales cualidades que debe tener un líder. El reconocimiento de reconocer fallas y debilidades, además de no ser presuntuoso de poder, hará que te respeten y admiren, por lo que facilitará el seguimiento de directrices en el desempeño de tareas.

Aceptar errores y corregir

Aceptar los errores te permite aprender de ellos. No sirve de nada tomar una actitud negativa frente a los errores cometidos por ti o por tu equipo de trabajo, porque así ocasionarás más problemas que soluciones. Si alguno de tus compañeros ha cometido un error, debes permitirle ser parte de la solución, fortalecerá su aprendizaje y mejorará el ambiente de trabajo.

Actitud positiva

Un buen líder siempre mantiene una actitud que atraiga las buenas energias y fortalezca las relaciones con su entorno, ya que en todos los negocios, trabajos y proyectos hay obstáculos que parecen imposibles de vencer. Aprender a ver esos obstáculos como oportunidades de crecimiento y te ayudará a comprender cómo ser un buen líder. Comienza con buen pie cada jornada y contribuye al aporte de ideas y soluciones para que tu equipo se encamine hacia el éxito.

Toma decisiones prudentes

Al momento de tomar decisiones debes tener fundamentos y estar seguro de lo que vayas a hacer. Investiga para estar bien informado, si tienes dudas o no estás claro en algo, pregunta antes de sacar conclusiones. Debes evitar tomar decisiones por instinto, ten presente que eres el responsable del equipo. Cuando estés listo para tomar una decisión hazlo con firmeza, esto le dará valor a tu palabra y tu equipo entenderá que tus decisiones deben ser cumplidas ya que han pasado  por un proceso de analisis objetivo previo.

Crea un agradable ambiente laboral

El espacio debe contar con lo necesario para llevar a cabo las tareas diarias, y que cumplan con los estándares para brindar tranquilidad y comodidad al equipo de trabajo. eStos elementos  son: un baño, equipos electrónicos, filtros de agua, sillas y mesas, etc. Mas allá del tamaño del espacio, lo importante es que las personas tengan lo necesario para trabajar cómodamente. Un valor agregado para crear un ambiente laboral agradable es coincidir en dias mas casuales, como por ejemplo, los viernes, entre otras opciones.

Olvídate de las excusas

Como todos ser humano, existe probabilidad de llegar a cometer algún error, incluso tendrás que enfrentar una situación que se escapa de tus manos. Como buen líder, debes hacer frente a tus errores con firmeza asumiendo las consecuencias que se deriven de tal error. Darás un buen ejemplo y brindarás mayor seguridad y respeto ante tu equipo de trabajo.

Elige con cuidado a los miembros de tu equipo

El líder va a estar en contacto diario con su equipo de trabajo, y si este no se ajusta al perfil del personal requerido para llevar a cabo determinada tarea, no va a funcionar por mas que lo intentes. Al contratar personas para tu negocio, debes asegurarte de que llenen todas las cualidades que contribuyan a un desempeño eficiente y que le permita al negocio crecer.

Autocontrol

Es un hábito que puede resultar ser muy dificil de manejar, sobre todo en situaciones de mucho estrés o trabajo bajo presión, sin embargo es una caracteríctica que define a un excelente líder, ya que no se deja llevar por impulsos y es capaz de analizar antes de dar una respuesta ante determinada situación.

Administra bien tu tiempo.

Cuando eres líder no solo tienes en tus manos el sacarle provecho a tu tiempo, sino al de todo tu equipo. Una forma efectiva de aprovechar el tiempo es el uso de una agenda, planifica todas las actividades del día empezando por las que tienen más prioridad.

Busca nuevos aprendizajes

Identifica esas habilidades que te faltan aprender o que te darán un valor añadido. Puedes inscribirte en foros, páginas web o cursos online para mantenerte actualizado y solo tendrás que dedicarle unas pocas horas a la semana.

No tengas preferencias

Es normal que tengas más cosas en común con algunos miembros de tu equipo, pero no permitas que esto afecte tus relaciones laborales. Recuerda que el que exista un ambiente de trabajo en armonía depende mucho de ti, por eso no puedes tener preferencias ni darles beneficios a algunos por encima de otros. Saber cómo ser un líder implica que seas justo y que haya un equilibrio en tu equipo.

Preocúpate por tu equipo

Presta atención a cada uno de los miembros de tu equipo y planifica actividades divertidas para fortalecer las relaciones entre ellos, así tendrán una mejor coordinación a la hora de trabajar.

Cuida tu imagen

Además de saber cómo ser un líder tienes que verte como un líder. Cuida que tu imagen sea impecable, la forma en la que te ves atraerá el respeto de todos lo que te rodean. Fíjate en que la ropa que usas sea adecuada, si estás en la oficina usa un traje formal, si hacen alguna actividad de terreno usa ropa cómoda pero siempre limpia y bien aseada.

Abre los puentes de la comunicación

Un verdadero líder mantiene comunicación constante con cada miembro de su equipo y la forma más fácil es haciendo las preguntas necesarias en los momentos oportunos, porque tendrán que responderte y asi las conversaciones se darán naturalmente, fortaleciendo lazos de afinidad y compañerismo.

Nunca dejes de ser proactivo

Tu principal tarea como líder de tu equipo es la prevencion. Esto va a existir siempre que te mantegas proactivo, y ante cada circunstancia o situación desfavorable, puedas aplicar de manera rápida e ingeniosa los correctivos necesarios para dar continuidad a la labor y lograr los objetivos requeridos. Evalua los pro y contras futuros y preparate junto a tu equipo para afrontar, e incluso minimizar riesgos.

Sé justo con tu equipo

Cada logro debe ser reconocido, aplica de la misma manera que cuando existe una falta que conlleva a un llamado oportuno de atención. Es muy importante que en tu aprendizaje de cómo ser un líder sepas reconocer los éxitos individuales y grupales de los miembros de tu equipo. Un bono de reconocimiento o un día libre, levantará el espíritu de tu equipo y sabrán agradecerlo con trabajo de calidad.

Trabaja más que los demás

Ser un buen líder requiere de mucho esfuerzo y dedicación para saber con precisión cuáles son las decisiones que se deben tomar y las acciones que hay que poner en marcha. Debes ser el miembro más trabajador y que más se esfuerza en el equipo, ya que como líder, eres ejemplo de trabajo y dedicación, y con el tiempo disfrutarás de los frutos que dará el trabajo duro.