La mayoría de los emprendedores se arriesgan a crear una nueva actividad sin tener la educación financiera adecuada. No son conscientes de la importancia y creen que irán aprendiendo sobre la marcha, sin tomar en cuenta que los detalles como las fuentes de financiamiento, la planificación financiera o la gestión de los créditos, los consume hasta el punto de no saber como lidiar al respecto. No es inusual que tomen decisiones importantes que afectan la dirección del negocio de manera improvisada, dejándose llevar por la intuición, proyectándose y evaluándose erróneamente.

La educación financiera es un aspecto estratégico que debe acompañar a todos los procesos por los que transita el emprendimiento, encaminándose a la regulación y mejoramiento del sistema financiero del proyecto. Es importante que esto contribuya a tener mayor solidez, seguridad y transparencia, formando emprendedores responsables y comprometidos en el desarrollo de sus capacidades financieras. Cuando hablamos de Educación Financiera en Ecuador para emprendedores, nos referimos a los grupos socialmente activos que se desenvuelven a la par de las actividades económicas primarias que buscan satisfacer necesidades. El gobierno de nuestro país a través de instituciones como la Secretaría Técnica de Juventudes, junto a la Corporación Financiera Nacional, desarrollan de manera constante, talleres de formación para los jóvenes emprendedores,contribuyendo al impulso de los proyectos socio-productivos que estén enmarcados en la satisfacción de la población económicamente activa.

¿Qué es la educación Financiera?

La educación financiera consiste en desarrollar las habilidades necesarias para comprender cómo funciona la economía y poder así mantener las cuentas al día. A nivel de negocios, tener una educación financiera significa entender el mecanismo contable de la empresa, de manera que sea posible tomar las decisiones estratégicas en función de los recursos económicos con los cuales contamos.

Una formación económica sólida no solo implica conocer la información financiera relacionada con tu negocio sino también dominar las herramientas de administración de recursos y planeación. Así podrás evaluar objetivamente los riesgos y las oportunidades financieras, gestionar inteligentemente los gastos e ingresos y fijarte unos objetivos de negocios realistas que puedas alcanzar.

Educación Financiera

Beneficios de la Educación Financiera para emprendedores

  • Obtener predicciones objetivas del emprendimiento. Uno de tus objetivos como emprendedor es realizar predicciones convincentes sobre el futuro de tu empresa para poder atraer a otras personas, tanto a un equipo de trabajo talentoso como a inversores. La educación financiera facilita las herramientas analíticas necesarias para realizar proyecciones básicas sobre los ingresos futuros, los costes operativos y los activos necesarios.
  • Fijar compromisos que beneficien al negocio. Llevar un negocio implica establecer diferentes compromisos, ya sea en activos fijos, nóminas para los trabajadores y/o créditos con los clientes. Hacer compromisos que superen la capacidad financiera de tu empresa puede llevarte a la quiebra, por lo que es esencial que bases tu estrategia económica en la contabilidad de costes.
  • Control de procesos que optimicen la eficacia. Como emprendedor, debes estar al corriente de los estados financieros de tu negocio. La contabilidad te brinda una imagen de tu empresa a lo largo del tiempo y permite medir su progreso, reflejando las áreas problemáticas a optimizar. Al medir con precisión los resultados podrás tomar mejores decisiones basándote en la productividad, no solo en tu intuición.

Educación Financiera en Ecuador

En base a una encuesta realizada por BanEcuador, la institución afirma lo siguiente:

Nueve de cada 10 personas en el país jamás recibieron capacitación sobre educación financiera. Entre el 2016 y el 2017, en base a una encuesta realizada por la institución, en una muestra a escala nacional, solo el 3,6 % de los encuestados, afirmó haber recibido alguna vez charlas o material sobre educación financiera.
Educación Financiera en datos

La falta de conocimiento respecto al manejo de las finanzas, sigue siendo un tema de impacto en el país en el área económica con respecto a la manera de llevar los negocios y cuentas personales, a pesar que desde el año 2013, la Superintendencia de Bancos establece que todas las instituciones controladas por el ente deben desarrollar programas de educación financiera para sus clientes, colaboradores y público en general, a fin de crear una cultura de formación que contribuya a una mejor gestión de los ingresos personales y comerciales.

Los Ecuatorianos tenemos debilidad en este tema puntual, debilidades que forman parte de nuestra cultura, como consecuencia de la educación recibida, en la cual, el sistema nos enseñó que es algo normal la obtención de productos a crédito, la solicitud de préstamos, anticipos, generando así una situación difícil de sobrellevar. Constituye un punto extremo de vivir ajustados, tanto en las finanzas personales como en el comercial. Lamentablemente no nos cultivaron la cultura del ahorro, que después las cosas mejorarán, y seguimos en el circulo vicioso, endeudándonos cada día más.

dinero en mano

Las capacitaciones son de vital importancia dentro del eje de emprendimiento, porque crea las condiciones mínimas para que el joven pueda emprender. A través de la capacitación y el asesoramiento especializado en cada una de las actividades priorizadas, el emprendedor recibe las herramientas necesarias para poder fortalecer y desarrollar su idea de negocio a través de la construcción de un plan o modelo bien estructurado.

La banca ecuatoriana ofrece a los usuarios talleres de formación que podemos encontrar de manera tanto presencial como virtual, enfocándose en brindar la asistencia requerida para que los individuos puedan desarrollar las mejores estrategias tanto en sus finanzas personales como empresariales, a saber tenemos a:

Conclusión

La educación financiera es el proceso por el cual los consumidores/inversores financieros mejoran su entendimiento respecto a los productos y servicios, desarrollando las habilidades, potencialidades y la confianza para llegar a ser más conscientes de los riesgos y oportunidades financieras, contribuyendo a realizar elecciones informadas, saber dónde dirigirse en caso de requerir ayuda y adoptar otras acciones efectivas para mejorar su bienestar financiero.

La educación financiera consiste en desarrollar y determinar la cultura financiera de todos, brindándonos las herramientas, habilidades y conocimientos para una adecuada toma de decisiones, que a su vez fomenta la estabilidad y confianza, repercutiendo en el crecimiento económico, por lo que, su estudio, desarrollo y aplicación contribuye a que todos adoptemos medidas financieras ajustadas a nuestras características personales y familiares.