El emprendedor debe saber que un establecimiento o local comercial es, en sí; el lugar donde va a desarrollar o llevará a cabo su actividad comercial. Dentro del establecimiento comercial no se realiza la producción de bienes y/o servicios, solo se comercializan dichos productos que el emprendedor desea vender, por esa razón cuando nos referimos a un establecimiento comercial decimos que es un sinónimo de un punto de venta o propiamente de la palabra comercio.

Sin duda, punto de venta porque es el espacio físico donde se compran y venden bienes y servicios, comercio porque el comercio sólo implica que vamos a poner en contacto a los compradores y vendedores de esos productos.

Elementos para tener un local comercial

  • Un espacio físico. Por una parte, el espacio físico es el local o la tienda donde se llevan a cabo las transacciones comerciales. En este sentido, dependiendo del tipo de establecimiento puede contar con una sala de ventas, un lugar de aparcamiento, servicios sanitarios y otros servicios que se deben ofrecer a los clientes.
  • Productos: En relación con los productos, son todos los bienes y servicios que son objeto de intercambio en el establecimiento comercial. Por ejemplo, si es una zapatería son los zapatos, si es una farmacia las medicinas y si fuera una librería los libros.
  • Vendedores: Por otro lado, los vendedores son la fuerza de ventas del lugar. Ellos se encargaran de realizar las tareas de venta, específicamente entran en contacto e interactúan con los clientes para lograr que se efectúe la acción de ventas.
  • Compradores: De la misma forma, los compradores son los consumidores y clientes que se dirigen al establecimiento para demandar o comprar los bienes y servicios que requieren.

Tipos de establecimiento comercial

  • Almacenes: Claro que, los almacenes son establecimientos que se ubican en zonas residenciales y son comerciantes generalistas que surten de una gran variedad de productos a las familias de las zona residencial donde se ubican. Se les conoce también como bodegueros, pulperos o tenderos.
  • Mercados municipales o comunales: Asimismo, estos mercados tienen en su interior una gran cantidad de pequeños locales que se conocen como puestos de mercado. Cada puesto opera en un espacio físico limitado y son puestos comerciales muy especializados, algunos venden solo carnes, otros sólo verduras y frutas, otros abarrotes por mencionar algunos ejemplos.
  • Tiendas especializadas: Sobre todo, son establecimientos comerciales que venden un solo tipo de producto como una panadería, mueblería o productos electrónicos. Pueden ubicarse en forma independiente o funcionar dentro de grandes centros comerciales.
  • Supermercados: Ahora, los supermercados por su parte son establecimientos que se ubican en un espacio físico bastante amplio y venden productos de consumo masivo como alimentos, abarrotes o productos de limpieza, entre otros.
  • Galerías y centros comerciales: Tanto las galerías como los centros comerciales, agrupan a cantidad de personas, ademas del espacio requerido para tu emprendimiento si es de este tipo.
  • Tiendas por departamentos: Finalmente, las tiendas por departamentos son establecimientos comerciales de grandes dimensiones que organizan los productos que comercializan en departamentos como damas, caballeros, blancos, hogar y muchos otros más. Se caracterizan porque necesitan mucho personal para atender al público que los visitan.

Puntos claves para lograr un comercio éxitoso

  • Los negocios no sólo son para ganar dinero. Si sólo pensamos en ser ricos, entonces no llegaremos tan lejos, hay que tener vocación de empresario. Lo primero es definir qué tipo de empresa queremos crear.
  • Enfocarse en brindar un producto de calidad. El emprendedor que da sus primeros pasos no puede dispersarse, es esencial enfocarse en un solo producto analizando todas las necesidades del mercado en ese momento concreto.
  • Escoger el momento ideal para dar apertura a tu local comercial. Esto lo hablamos al inicio, hay que planificar con precisión la creación de nuestra empresa con antelación.
  • Funciones de cada socio. Cada participante del nuevo negocio tiene que expresar muy claramente qué aportará y qué quiere obtener del proyecto, también es importante identificar los roles necesarios en la empresa.
  • Calidad y presentación del negocio. Vender no es el único objetivo. La calidad es el secreto, acompañada de su presentación, atención al público y experiencia del cliente.
  • Vendemos para satisfaccer la necesidad del cliente. Cuando comenzamos con un negocio, para hacerlo bien no sólo basta con sacar cuentas, también hay que salir a la calle y hablar con clientes potenciales y conectar directamente con la audiencia.
  • No se exagera diseñando el plan de negocio. El plan debe ser realista, no podemos creer que no tenemos ningún tipo de competencia o que nuestra tecnología es única.
  • ¡Busca a tus clientes!Antes de abrir las puertas de nuestro negocio, se debe establecer un plan para enamorar a la audiencia.

Los establecimientos comerciales son lugares importantes donde se realizan procesos de compra y venta de distintos productos y que dependiendo del tipo de clientes que atienden, de los productos que ofrecen y del tamaño del espacio físico que ocupan pueden ser de diferente naturaleza, sin embargo esto no representa ninguna limitante a la hora de dar rienda suelta a tus ideas, y alcanzar el éxito esperado para seguir creciendo y fortaleciendo su entorno social inmediato.