En los últimos días, diversas organizaciones indígenas, ciudadanos incómodos con las medidas económicas anunciadas por el presidente Lenin Moreno, unos tantos que intentan capitalizar políticamente el descontento popular para transformarlo en una opción de poder y otros atraídos por la oportunidad de generar violencia han estado haciendo una serie de manifestaciones pacíficas y violentas en varias ciudades de Ecuador.

Específicamente en Quito, es donde se ha llevado la mayoría de las manifestaciones y en Guayaquil han aparecido algunos puntos de concentración pero no con la misma fuerza que en Quito, lo que ha llevado al presidente a hacer un toque de queda en todo Quito y en puntos estratégicos del país.

Presidente Lenin declarando "toque de queda"

Pero, ¿como podemos entender lo que ocurre? el descontento mayormente responde a que con la medida de la eliminación del subsidio de la gasolina toda la lógica de precios al consumidor se ven afectados cayendo directamente el pago de la diferencia en los ciudadanos. Los precios de toda la canasta básica aumentarían entre un 20% y 40%, lo que afecta principalmente a las familias que perciben ingresos inferiores a 2 salarios mínimos.

Las opiniones están divididas, el presidente se ha ocupado de deslegitimar el descontento asumiendo que es una intervención directa del expresidente Rafael Correa y el presidente de Venezuela Nicolás Maduro, una buena parte de los ciudadanos ecuatorianos acompaña esta teoría. La otra, legitima su lucha en lo que les afecta y dicen no pertenecer a ninguna organización asociada a Correa y mucho menos a Maduro.

Ex-presidente Rafael Correa

Sinceramente considero que aunque hay una gran parte de la población que sigue las ideas de Rafael Correa, sin embargo, la crisis va mucho más allá de las intenciones políticas que puede tener y hasta ha quedado demostrado el deslinde de las organizaciones populares con el expresidente, por lo que creo que no hay relación posible al tamaño del descontento con las fuerzas políticas que aún sostiene Correa.

Deslegitimar el descontento de la población producto de las medidas económicas es peligroso para el presidente Lenin, ya que al no ser capaz de reconocer el clamor popular, puede llevarlo a cometer errores en el tratamiento de la crisis y en la resolución del conflicto. Tendríamos que conocer mejor cuales son las fuerzas que operan en la toma de decisiones ya que los compromisos adquiridos con el FMI son muy difíciles de romper siendo muy poco probable que el presidente Lenin sea capaz de derogar el decreto en su totalidad.

Manifestantes ecuatorianos con las manos arriba

Varias organizaciones de la comunidad internacional han hecho un llamamiento al dialogo entre las organizaciones indígenas y el presidente pero ambas partes han manifestado que hay ciertos puntos en los que no van a ceder, por un lado los indígenas piden la eliminación del decreto y que no están dispuestos a negociar para recibir a cambio compensaciones. Por el otro lado el presidente dice que no negociaría sobre la eliminación del decreto sino sobre las compensaciones. Siendo así, no se ve posible un diálogo que nos pueda llevar a la resolución del confito a menos que una de las partes ceda antes sus aspiraciones.

Queda entonces el juego en el desgaste de las fuerzas, el presidente irá tomando decisiones sobre el control de las posiciones y la fuerza pública y las organizaciones populares a seguir tomando espacios y a hacer cada vez más extensas las convocatorias.

El presidente tiene una posición difícil, tiene poco espacio de maniobra con las medidas económicas y en caso de ceder pone un peligroso antecedente a otros países de la región que actualmente pasan por problemas económicos similares, como el caso de Perú, Colombia, Argentina, Chile, Bolivia, entre otros.

Directora del FMI - Kristalina Georgieva
Directora del FMI - Kristalina Georgieva

El FMI ha realizado un informe que habla sobre el decrecimiento de la economía a nivel global, y varios expertos han analizado una serie de señales macro-económicas que nos advierten sobre una posible crisis económica mundial para los próximos años. Esta perspectiva poco favorable a medida que se vaya materializando irá creando progresivamente focos de descontento en todo el mundo y al ser Ecuador el primero en reportarlo, los ojos de todo el mundo están viendo de cerca como se desarrolla y cual es el resultado final ya que puede servir de inspiración para otras latitudes.