En 1908, mas de 15.000 mujeres marcharon en Nueva York solicitando mejoras en su condición laboral, igualdad de derechos, como el derecho a votar. Esta marcha estuvo motivada por la desgracia que ocurrió en la fábrica textil ese mismo año, cuando hubo una protesta exigiendo condiciones justas de trabajo, en la cual los dueños provocaron un incendio para aminorar la huelga, lamentablemente esta acción conllevo a que las trabajadoras no pudieran salir, muriendo un total de 140 jóvenes, aquel fatídico día.

Este acontecimiento se hizo eco en el II Encuentro Internacional de Mujeres Socialistas, en 1910 liderado por Clara Zetkin, en Dinamarca, en donde proponen celebrar este día, honrando así la huelga de las trabajadoras en EE.UU.

En plena conmemoración del Dia Internacional de la Mujer, recordando las gestas de las mujeres en la busqueda de igualdad de derechos y condiciones justas de trabajo, además de igualdad en el acceso a los servicios, y a obtener remuneración económica acorde a su trabajo, conllevando estas libertades propias de su ser, reproducimos un artículo muy interesante del canal CriptoNoticias en Telegram, en donde entrevistan a mujeres representantes de latinoamerica en el área de las criptomonedas.

Ahorrar en Bitcoin

Bitcoin es una oportunidad para consolidar la independencia económica de la población femenina. La privacidad de redes como Bitcoin le da poder a mujeres que están viviendo una situación d evulnerabilidad económica. Una mujer con acceso a una computadora, smartphone e Internet, puede descargarse un monedero y ahorrar dinero sin que nadie se entere. Puede alcanzar la ansiada autonomía para llevar a  cabo un «plan B» en caso de necesitarlo.

Elena Cazes, Mónica Castro y Lorena Ortiz, tres influyentes mujeres del ecosistema de criptomonedas latinoamericano, consideran que esta autonomía es una de las grandes ventajas de Bitcoin.

Tu propio dinero

Elena Cazes,  productora del podcast de CriptoNoticias, indica que Bitcoin es un aliado de toda aquella persona que se encuentre en desventaja, puesto que fue creado para defender sus derechos particulares:

Bitcoin le resta poder a las instituciones centralizadas, tales como bancos, gobiernos o instituciones sociales, al quitarles el control monetario.
Debido a ello, es mucho más difícil que una persona manipule a otra si no puede retener, censurar o administrar su dinero. Este principio beneficia a las mujeres que sufren de maltrato o son dependientes económicamente, ya que les da mayor libertad  de movimiento y elección.
Los gobiernos y los bancos  ahora, los reyes y las Iglesias en el pasado, detentan el poder de decidir quién vive y quién muere. Las mujeres tenemos experiencia viviendo esa situación a lo largo de la historia, así que es un instrumento que nos permite autonomía económica, anonimato, (o, al  menos, discreción), medio de intercambio, reserva de valor.

Según estadísticas de CEPAL, las mujeres pobres o que no tienen independencia financiera son más propensas a malos tratos. Asimismo, estudios del Banco Mundial revelan que las mujeres más ricas tienen un 45% menos probabilidades de sufrir violencia en su hogar. Es decir, la falta de dinero y la violencia están más relacionados de los que uno cree; puesto que limitan las posibilidades de acción de la víctima.

Nadie te quita tu bitcoin

Al cambiar la forma en que se genera y distribuye el dinero, Bitcoin permite a la mujer recuperar su autonomía. Lorena Ortiz, quien se identifica como bitcoiner y feminista, comparte la misma opinión de Elena Cazes. La fundadora de Bitcoin Embassy Bar en Ciudad de México se  ha convertido en el corazón de una amplia comunidad de bitcoiners, quienes defienden la privacidad de Bitcoin como uno de sus principios más importantes.

Ortiz señala que:

la dificultad de rastrear una  transferencia en Bitcoin, gracias a su privacidad, aumenta las posibilidad de que una víctima de violencia física pueda escapar de su abusador. Una mujer que se encuentra  sometida por una persona con mayor poder no tiene la capacidad de movilizar grandes cantidades de dinero sin ser descubierta.
Ese bitcoin es suyo, nadie se lo puede quitar. Una  pareja, familiar o cuidador abusivo no se tiene porque enterar de que una mujer posee una cuenta en bitcoins, a menos que ella lo confiese. En este sentido, la mujer puede recuperar su autonomía y paulatinamente su libertad. El respeto a la propiedad privada que introduce la economía de las criptomonedas puede salvar no solo bolsillos, sino también vidas.

Cambiando las reglas del juego

Lorena Ortiz también considera que Bitcoin desde sus cimientos puede equilibrar la balanza de desigualdad de riquezas entre hombres y  mujeres. La emprededora percibe un mundo donde las riquezas se encuentran mayoritariamente acumuladas entre individuos de género masculino. Los roles de género tradicionales, todavía vigentes hace unos 50 años atrás, perpetúan una estructura familiar donde el padre es el sustento económico y la madre  se dedica a las tareas de crianza.

Aunque para algunos esto pueda  ser una dinámica ideal, supone una problemática para las mujeres (y la  familia en general) porque terminan dependiendo de los ingresos de una única persona en el hogar.  Lorena considera Bitcoin vino a cambiar las  reglas del juego, introduciendo la posibilidad de que las mujeres también hagan dinero y se establezcan como pilar económico.

Con Bitcoin se está en un momento clave, histórico, donde va haber un  cambio histórico, financiero, social, donde (Ias mujeres) podrán  adquirir algo que ganará valor en el futuro y está al alcance de todo el  mundo. Si las mujeres participamos en esto desde un principio se puede  equilibrar a nivel histórico el poder financiero.

Lorena Ortiz. Bitcoiner

Mónica  Castro, quien es una profesional de larga data en la industria de la  edición y una apasionada por las criptomonedas, también considera que  las mujeres —junto a los hombres— están viviendo un momento histórico  con Bitcoin. Mónica siente que introducirse en este ecosistema le dio  «un vuelvo a cómo interpretaba el mundo», puesto que en un principio no  le interesaba la economía en lo más mínimo.

Sin embargo, para  adentrarse en las profundas aguas de lo que se conoce como criptomoneda,  se tiene primero que empezar por cuestionar qué es el dinero y cómo  funciona.

La gente se hace cada vez más consiente sobre la forma de generar riquezas cuando decide aprender sobre bitcoin.  Las mujeres, así como cualquier otro individuo que participe en la blockchain, puede sacarle mucho provecho a estas enseñanzas y aplicarla en su día a día.
Creo que Bitcoin es una invitación  para mujeres y hombres, para derribar paradigmas, para salir de la  inercia, para seguir educándose, y para contribuir en generar igualdad  de oportunidades. Pero a cambio te exige bastante, hay que estudiar, hay  que leer, hay que preguntar. No sirve quedarse con slogan o frases  hechas, o con lo que otros te digan del asunto. Es una tecnología que  inevitablemente se conecta con una cultura definitivamente rica en ideas  y en saberes.

Mónica Castro. Periodista.

Una solución para algunas

Bitcoin se perfila como una herramienta útil para promover y consolidar la igualdad de género en el sector económico, si tomamos en cuenta lo dicho  por Elena, Mónica y Lorena. Sin embargo, cada una de estas profesionales del sector considera que aún existen trabas que limitan el alcance de las criptomonedas a nivel masivo. Y la problemática más álgida se encuentra a nivel educativo.

Elena Cazes señala que el uso de bitcoin es por los momentos «una solución  solo para algunas», puesto que la barrera tecnológica imposibilita que todas las mujeres entiendan su funcionamiento. Asimismo, la mayoría de  los textos educativos acerca de esta industria se encuentran en inglés, por lo cual aquellas personas que no dominen el idioma pueden tener aún más problemas para ingresar al ecosistema.

Mónica Castro y Lorena Ortiz agregan que se necesitan tener conocimientos técnicos sobre  economía y tecnología blockchain, los cuales dificultan el uso diario de las criptomonedas. Castro, además, hace hincapié en que es primordial tener ganas de aprender si se desea realmente introducirse en el ecosistema. Un afán autodidacta que no todas las personas poseen y que comúnmente  disuade a los usuarios más novatos, quienes prefieren servicios fáciles de utilizar y sencillos de entender.

Por si fuera poco, en este cóctel hay que tomar en cuenta que en América Latina hay una gran parte de la población que no tiene una buena formación académica. Y, como hemos mencionado antes, son exactamente las poblaciones más desprotegidas y pobres las que necesitan de la ayuda de este tipo de herramientas. De manera que aún falta mucho camino por recorrer antes de que Bitcoin  se convierta en una solución al alcance de todas las mujeres, sin importar condición o nivel de instrucción. No obstante, algunas ya empezaron a transitar este camino.

Fuente:

Noticias, guías e información en español sobre Bitcoin, blockchains y criptomonedas.
Facebook www.facebook.com/criptonoticias
Twitter www.twitter.com/CriptoNoticias
Instagram www.instagram.com/criptonoticias/
Youtube www.youtube.com/criptonoticias