Cada día se hace más común saber de personas que se dedican a trabajar desde casa por internet en Ecuador. Es una tendencia a nivel mundial que incide en la mejora de las relaciones laborales y la productividad. En Emprender hemos querido presentarte un panorama sobre cómo es trabajar desde casa por internet ¿Es rentable? ¿Es factible? ¿Cómo se puede empezar?

El trabajo en casa desde internet es tan común que la OIT ha realizado un informe en el que aborda cómo las nuevas formas de trabajo implican desafíos para todos.

Cómo es trabajar desde casa por internet

Por ejemplo, las empresas emplean a personas que trabajan desde casa y no en sus oficinas. Los profesionales ofrecen sus servicios directamente en vez de emplearse en empresas. Y también, millones de personas trabajan parcialmente desde casa por internet para generar ingresos extra.
En este sentido, trabajar por internet puede hacerse de muchas maneras como:

  • Responder a encuestas
  • Generar contenido como redactor
  • Gestionar redes sociales como community
  • Hacer diseño gráfico o edición de video
  • Ofrecer tus servicios profesionales
  • Hacer videos de youtube con uno de tus hobbies o intereses

Las posibilidades son infinitas. Cualquiera puede trabajar conectado a internet, pero la clave es reconocer bien qué puedes hacer mejor. No solo en qué eres bueno sino en qué puedes ser mejor cada día. Para reconocer qué te conviene para trabajar desde casa, es fundamental saber qué te motiva a hacerlo. He aquí algunas de las razones más comunes:

  • Tener más libertad para organizar tu tiempo
  • Aumentar tus ingresos en el tiempo libre con un trabajo temporal
  • Percibir ingresos mientras encuentras otro empleo
  • Emprender tu propio negocio o desarrollar tu marca personal
  • Quieres cambiar de trabajo y desarrollar otras habilidades

La situación laboral en Ecuador en 2019

Si vives en Ecuador es muy probable que tengas alguna motivación de las anteriores. Un importante número de ecuatorianos están interesados en obtener ingresos extra o mejorar su situación laboral. Se debe principalmente a que tienen ingresos insuficientes o a que tienen tiempo libre.

Según el INEC, para junio de 2019, el empleo se encuentra en 37,9%. El desempleo ronda el 4,4% y subempleo un 20,3%. Es importante resaltar que el subempleo se entiende de dos maneras: o que los ingresos son bajos o que se trabaja parcialmente. Por lo tanto, un 24,7% de los ecuatorianos puede estar interesado en trabajar desde casa por internet. Ya sea por falta de ingresos o por contar con tiempo libre.

Por otra parte, según el INEC, el 54,2% de los hogares del país perciben ingresos inferiores a dos salarios básicos unificados. ¿Es esta tu situación? El trabajo desde casa puede ser tu opción más factible.

Ante esta realidad laboral empieza a ser una opción trabajar desde casa por internet en Ecuador. Ahora, no todo trabajo desde casa por internet es igual. Existen diferencias, no solo por lo que se realiza sino por su tipo de contrato.

Diferencias entre freelance, teletrabajo y homeoffice

¿Qué es homeoffice?

Supongamos que tu jefe de vez en cuando te deja ir a tu casa en horas laborables a terminar tus tareas. Eso es homeoffice, cada vez es más común este tipo de flexibilidad en el trabajo. De hecho los expertos aseguran que la productividad mejora. Además se resuelven situaciones incómodas como las ausencias laborales por causa de diligencias personales.

Si eres un empresario y la naturaleza del trabajo de tus empleados lo permite, el home office es una excelente forma de mantenerlos contentos. Claro está, siempre definiendo bien los parámetros para evaluar el desempeño.

Sin embargo el home office se diferencia del trabajo freelance y del teletrabajo. Quien lo desempeña tiene una oficina y unos horarios tradicionales la mayor parte del tiempo. Por defecto tiene un lugar de trabajo y trabajar en casa es una excepción, no la regla.

Diferencias entre freelance y teletrabajo

Estrictamente hablando, el trabajo desde casa por internet es más que eso. Existen dos maneras de hacerlo: o ejerces como freelance o tienes un teletrabajo. La diferencia entre ambos radica en la naturaleza del contrato.
Un freelancer ofrece un servicio sin mantener una relación laboral de dependencia con nadie. Básicamente el freelance esta por su cuenta y sus ingresos son variables dependiendo de su productividad. Ser freelance es más acorde con la naturaleza de un emprendedor.

Entre las ventajas de ser freelance está que no tienen un horario fijo de trabajo y que es libre de negarse a prestar un servicio determinado. Entre las desventajas esta que la competencia dependiendo del ramo, puede ser muy ruda y no tener trabajo suficiente. También puede pasar que al principio un freelancer cobre mucho menos que otros mientras adquiere reputación.

Por su parte, el teletrabajo es un empleo formal que ejerces desde tu casa, con los mismos derechos y remuneración que uno tradicional. Gozas de los mismos beneficios que con un trabajo cualquiera, con la ventaja de poder hacerlo desde casa. Dependiendo de la naturaleza del trabajo, algunos tienen horarios definidos y otros dependen de la entrega de resultados con una fecha límite.

Ventajas y desventajas de trabajar desde casa por internet

Ventajas de trabajar desde casa por internet:

  • Beneficia a trabajador y empleador ya que reduce los costos tanto de transporte como de mantenimiento de planta
  • Hace el trabajo más productivo, enfocado y disminuye la rotación de personal
  • Reduce el ausentismo por razones familiares y personales
  • Permite incorporar al mundo laboral a personas con discapacidades, movilidad reducida o que cuidan de familiares
  • Las reuniones se hacen más cortas y efectivas
  • Permite establecer parámetros más precisos sobre el desempeño
  • Evita la discriminación ya que se toma en cuenta más el desempeño y no otras cuestiones como raza, edad, sexo, identidad de género

Desventajas de trabajar desde casa por internet:

  • Si no eres disciplinado y organizado desde un principio, puede volverse un desastre. Esto aplica tanto para empleados como para supervisores, ya que las tareas asignadas y los tiempos de entregas deben acordarse con antelación y ser respetados
  • Si eres freelancer tus ingresos serán variables y dependerán de tu esfuerzo y capacidad de encontrar clientes
  • Los costos de los servicios recaen en el empleado a menos de que existan acuerdos previos con el empleador para compartir gastos
  • Si has ejercido los últimos años un oficio o profesión sin relación con las dinámicas digitales, deberás formarte en ellas
  • Elegir entre muchas de las profesiones emergentes puede ser un proceso complejo

El teletrabajo en Ecuador

El teletrabajo en Ecuador comienza a tener legislación en agosto de 2016 al publicarse una normativa del Ministerio del Trabajo. La misma lo define como:

“Prestación de servicios de carácter no presencial en jornadas ordinarias y especiales de trabajo a través de la cuales el trabajador/a realiza sus actividades fuera de las instalaciones del empleador, siempre que las necesidades y naturaleza del trabajo lo permitan, haciendo uso de las tecnologías de la información y comunicación (TIC), tanto para su gestión como para su administración y control.”

Entre los objetivos de dicho acuerdo estaba lograr 76.000 puestos de trabajo, pero la meta aun no se ha logrado. Cabe destacar que al parecer muchas empresa aun no se abren a esta modalidad de trabajo.

Para octubre de 2019 forma parte de la reforma laboral presentada por el presidente Lenin Moreno con miras a flexibilizar las futuras contrataciones. Según la normativa, no se puede forzar a un trabajador a aceptar el teletrabajo. No obstante existen ventajas evidentes para ambas partes.

Quizás la clave para establecer el teletrabajo es la confianza. Muchos supervisores no confían en el desempeño de sus subordinados sino pueden verlos. En nuestra opinión esta manera de abordar las labores está desactualizada y según los estudios fomenta la falta de productividad y la creatividad. Al contrario si tus empleados se sienten libres y responsables darán lo mejor de ellos. Esa confianza es mutua y fortalecerla es tarea de ambas partes.

Lo cierto es que no hace falta estar presente para supervisar, existen programas para monitorear a distancia y organizar el flujo de tareas de una manera transparente y directa. De hecho los estudios indican que el teletrabajo mejora la productividad en más de 20%.

El teletrabajo en Ecuador en cifras

Si empiezas a considerar que el teletrabajo puede ser una opción para tu estilo de vida te recomendamos proponerlo a tus jefes. Siempre que tu labor sea compatible, y tengas un desempeño excelente que respalde esa confianza.

Para septiembre de 2019 existen en Ecuador 2114 empresas privadas y 21 instituciones públicas que aplican el teletrabajo en el país con casi 12 000 personas. cabe destacar que el ministerio del trabajo tiene como meta lograr 16 500 empleos con la modalidad de teletrabajo. todas estas cifras nos permiten afirmar que será cada vez más común trabajar desde casa por internet en Ecuador.

Trabajar desde casa por internet en Ecuador

Ya sea que estás desempleado, que quieres cambiar de trabajo o tener un mejor manejo de tu tiempo, has podido ver que si es posible trabajar desde casa por internet en Ecuador. Existen planes y leyes que lo promueven y cada vez será más común. Aún no es así y por lo mismo vale la pena comenzar a tomar posiciones y adelantar en la carrera. He aquí algunas recomendaciones y pasos a  seguir para trabajar desde casa por internet en Ecuador:

Consejos para comenzar a trabajar desde casa por internet

Actualízate:

La dinámica laboral y profesional ha cambiado como nunca antes en los 10 últimos años. Por otra parte los pensum universitarios tardan en actualizarse. Cada día aparecen más oficios y profesiones que se van adecuando a un mundo globalizado e interconectado. Si no las conoces o no te estás formando en una ya es hora de hacerlo.

Poco importa si tienes muchos años haciendo lo mismo, las cosas cambian muy rápido. Para trabajar desde casa por internet debes formarte. Y no una vez o por un tiempo, este es el mundo del aprendizaje diario y permanente. Afortunadamente existen también muchas opciones para aprender rápido, e incluso de forma gratuita. Como sugerencia te invitamos a visitar Google actívate. Es una plataforma para formarse en las profesiones digitales y además es gratis!

Curso Encuentra tu empleo en la era digital - Google Actívate
Selecciona tu ciudad, la fecha e introduce tus datos personales para registrarte en el taller de búsqueda de empleo de Actívate.

Organízate:

Si eres del tipo de empleado que hay que decirle qué hacer todo el tiempo y no tienes proactividad, trabajar por internet no te conviene. Se requieren altas dosis de autodisciplina, capacidad para resolver problemas y mucha creatividad. Si por el contrario eres organizado y proactivo, la pasarás, muy bien y mejorarás cada día. Una forma de empezar es reconociendo muy bien tu perfil profesional y qué puedes ofrecer.

Organizarse también implica saber dejar espacio personal y de descanso. Si trabajas desde casa por internet será muy fácil que la frontera de lo personal y laboral se diluya. En este sentido, organiza bien tus tiempos, respeta los límites. Tu salud y tu familia sabrán agradecerlo.

Reconoce tus motivaciones:

Si piensas que es agradable no tener jefe o poder trabajar en pijama, pues no son las motivaciones correctas. Al contrario si lo que buscas es crecer profesionalmente más allá de tu campo o emprender, trabajar por internet es un buen camino. El trabajo desde casa implica mucha organización, disciplina y entusiasmo.

También es importante que reconozcas si tu motivación principal es hacer algo que te gusta, ganar dinero o sencillamente llevar el pan a casa. Para esto último los empleos tradicionales están bien, pero estarás toda la vida en esa zona de confort. Procura ser honesto contigo.

Reconoce tus necesidades:

Reconocer que es lo que necesitas de un trabajo es el principio. Existen personas que comenzaron profesiones emergentes en un intento de ganar dinero mientras estaban desempleados. También existen quienes lo hicieron para emprender una idea, un negocio o dispararse profesionalmente. Todo es válido. Pero saber que necesitas te permitirá tomar las mejores decisiones.

Enfócate en tu objetivo:

Una vez que sepas en qué eres bueno o en que te gustaría ser bueno, será más fácil mantenerse en constante aprendizaje. Si tu objetivo es vender un producto o servicio podrás enfocarte en tu clientela. Si tu objetivo es mantener tu teletrabajo no olvides dar cada vez más en menos tiempo.

No desistas aunque se ponga difícil:

Lo que distingue a quienes triunfan es la constancia. Sobre todo si decides trabajar de freelancer, habrán días duros. Es así porque al principio, no tendrás ingresos fijos, ni reputación. Mejorar siempre y no rendirse es la clave.

Reinvéntate:

Reinventarse aplica tanto si estás comenzando a trabajar por internet como si ya llevas tiempo en ello. Formarse, olvidar lo aprendido, volver a aprender. Evaluar sinceramente tus resultados y procedimientos. Revisar constantemente qué sirve y qué ya no sirve. En las profesiones emergentes es así y los cambios son muy acelerados. Lo bueno es que no tendrás tiempo de aburrirte.